¿Cuáles son los cuidados que se deben tener con los equipos deportivos?

La entidad responsable del equipo debe garantizar el mantenimiento regular y periódico con el fin de observar permanentemente las condiciones de seguridad de los mismos.

Si los equipos presentan deterioros susceptibles de poner en peligro la seguridad de los usuarios, la entidad responsable procurará de manera inmediata su reparación y, si esto no es posible, deberá retirar los equipos.

¿Es obligatorio tener el libro de mantenimiento?

El libro de mantenimiento es un documento obligatorio. Debe contener la lista completa y detallada de los equipos y sus provedores, lo registro de las reparaciones y principales acciones de mantenimiento, así como quejas y accidentes ocurridos.

¿Cuáles son los aspectos que deben considerarse en la determinación de los requisitos de seguridad de los equipos?

Además de cumplir con los requisitos de seguridad aplicables, los equipos deportivos no deben presentar bordes afilados, rebabas o superficies rugosas, astillas, clavos, tornillos o otro material cortante o puntiagudo, las fijaciones de los equipos no deben estar por encima del nivel del suelo ni deben haber cables apenas visibles, capaces de causar lesiones o que puedan causar accidentes.

¿Con qué frecuencia deben solicitarse las inspecciones?

Ni el DL 100/2003, ni la Disposición Ministerial 369/2004, especifican la frecuencia de las inspecciones. Aunque es común, por la lectura del artículo 4 de la presente Disposición Ministerial, pensar que las inspecciones deben ser anuales, entendemos que este artículo no permite esta conclusión.

En primer lugar, y en ausencia de cualquier recomendación realizada por los organismos competentes, las autoridades responsables deben comprobar sempre, a lo largo del tiempo, el estado general de los equipos, promoviendo acciones de mantenimiento cuando sea necesario, y utilizando, en caso de duda en cuanto a cuestiones técnicas y de seguridad, los organismos de control para llevar a cabo nuevas pruebas.

¿Quién es el responsable por los equipos deportivos?

La legislación designa como la entidad responsable de los equipos ‘cualquier persona individual y titular de un trabajo administrativo, de una dirección o gestión, según sea el caso, y cualquier persona jurídica de derecho privado, así como los líderes de los departamentos o organismos de la administración publica central, regional o local, directa o indirecta, que asegura el funcionamiento regular de la zona donde se instalan estos equipos’.

¿Qué equipamientos deportivos están cubiertos por la legislación reguladora?

El Decreto-Ley N.° 100/2003 de 23 de mayo regula las condiciones técnicas y de seguridad que deben observarse en el diseño, instalación y mantenimiento de las porterías de fútbol, balonmano, hockey y waterpolo, y de los equipamientos de baloncesto existentes en las instalaciones deportivas de uso público.

Los documentos normativos aplicables son:

  • NP EN 748 – Equipos de juego en el campo – metas de fútbol – requisitos funcionales y de seguridad y métodos de ensayo.
  • NP EN 749 – Equipos de juego en el campo – metas de balonmano – requisitos funcionales y de seguridad y métodos de ensayo.
  • NP EN 750 – Equipos de juego en el campo – metas de hockey – requisitos funcionales y de seguridad y métodos de ensayo.
  • NP EN 1270 – Equipos de juego en el campo – equipo de baloncesto – requisitos funcionales y de seguridad y métodos de ensayo.
  • NP EN 13451-7 – Equipos para piscinas. Parte 7 – requisitos de seguridad y métodos de ensayo adicionales específicos para las metas de waterpolo.

Estas normas establecen los requisitos técnicos que los equipos deportivos deben cumplir, y incluso las pruebas a realizar a estos equipos, comprobando, en particular, su resistencia al vuelco, al deslizamiento y a la ruptura.